Главная 7 Psicologia 7 Epilepsia criptogénica: qué es, síntomas, tratamiento.

Epilepsia criptogénica: qué es, síntomas, tratamiento.

La Organización Mundial de la Salud define la epilepsia como una enfermedad crónica del sistema nervioso central con una etiología diferente, cuya manifestación principal son las crisis epilépticas no provocadas recurrentes, acompañadas de manifestaciones clínicas y paraclínicas.

La epilepsia criptogénica se diagnostica en los casos en que, como resultado de un conjunto de medidas de diagnóstico, es posible detectar daño cerebral, pero es imposible determinar su etiología.

Según la etiología, se distinguen los siguientes tipos de epilepsia:

  • Idiopática.
  • Sintomático
  • Criptogénico. Este grupo incluye enfermedades y síndromes caracterizados por la aparición de convulsiones epilépticas recurrentes, cuando se puede detectar el foco patológico, que es la fuente de actividad convulsiva, pero la causa de su aparición sigue sin explicarse.

A menudo, los médicos consideran el diagnóstico de “epilepsia criptogénica” como preliminar, que es una etapa intermedia del diagnóstico, lo que indica que la etiología de la enfermedad se está dilucidando. Sin embargo, sería erróneo esforzarse a toda costa para vincular la información disponible sobre las convulsiones a cualquiera de los factores etiológicos, ya que el diagnóstico debe ser objetivo.

Estadísticas conocidas, según las cuales alrededor del 60-70% de todos los casos de epilepsia son criptogénicos.

Las manifestaciones características de la enfermedad son fenómenos llamados ataques epilépticos. Son el resultado de la propagación de la excitación desde el enfoque patológico a una parte del cerebro o todo el cerebro.

El rasgo, que indica que la convulsión pertenece a la estructura de la epilepsia, es su recurrencia: para el diagnóstico de epilepsia, los paroxismos deben registrarse dos o más.

Este tipo de convulsiones se desarrolla como resultado de la propagación de la excitación patológica en todo el cerebro. El ataque generalizado se caracteriza por las siguientes características:

  • pérdida de la conciencia;
  • Manifestaciones vegetativas masivas.

En este caso, las manifestaciones motoras que afectan a uno o ambos lados del cuerpo pueden estar ausentes. El electroencefalograma durante una crisis epiléptica generalizada corrige descargas síncronas bilaterales.

Según la presencia de fenómenos motores durante un ataque, las convulsiones epilépticas generalizadas se dividen en las siguientes formas:

  • Desplegado. Una convulsión generalizada acompañada de convulsiones tónico-clónicas se denomina convulsión típica desplegada o convulsiva grande. Una convulsión desarrollada se caracteriza por la pérdida de conciencia y un cambio de fase sucesivo: la fase tónica (tensión convulsiva de los músculos esqueléticos que dura entre 10 y 20 segundos), luego la fase clónica, que dura entre 30 y 40 segundos y se caracteriza por espasmos musculares, pausas interrumpidas de la relajación muscular. El paciente está inconsciente tanto durante la crisis como después de esta (coma epiléptico). El retorno de la conciencia ocurre a través de la fase de desorientación (confusión, el estado crepuscular de conciencia).
  • Sin descubrir. Una convulsión convulsiva se manifiesta solo en un tipo de convulsión: tónica o clónica. Después del período epiléptico, el paciente está excitado. Un coma epiléptico, una convulsión convulsiva sin dilaciones generalmente no se acompaña.
  • El mioclono generalizado masivo es una sacudida mioclónica simétrica asíncrona y desarrollada por un rayo, que aparece clínicamente como sacudidas y contracciones, repetida en serie.

2. No convulsivo (absanos típicos):

  • Simples absans Durante una simple ausencia, las acciones que el paciente ha realizado se interrumpen, la conciencia está completamente ausente. En este estado, hay un grado moderado de dilatación de las pupilas, palidez o enrojecimiento de la piel de la cara. Movimiento ausente. La duración de la ausencia es de unos pocos segundos, debido a que a menudo pasan desapercibidos. El paciente no es consciente de la presencia de ataques y puede que no sepa sobre ellos.
  • Absanos difíciles Los automatismos elementales cortos se unen a la pérdida de conciencia a corto plazo: ojos en blanco, barajando con las manos (automatización absans), contracciones mioclónicas de los párpados o grupos musculares individuales (myoclonic), cayendo como resultado de una disminución aguda instantánea en el tono muscular (atónico).

La aparición de convulsiones focales debido a la propagación de la excitación patológica por parte de las neuronas del sistema nervioso central. Los síntomas de los ataques están determinados por la localización del foco epiléptico.

Lo más característico es el patrón de contracciones clónicas de los músculos de la cara, los dedos (ataques motores de Jackson), que se producen con la participación en el proceso patológico del giro precentral de la corteza cerebral.

  • Con la derrota del giro postcentral, las manifestaciones aparecen como convulsiones sensoriales de Jackson: entumecimiento y parestesia.
  • Con la localización de la lesión frente a la circunvolución precentral (en la corteza premotora) hay un giro de la cabeza y los ojos en la dirección opuesta a la localización de la lesión.
  • La excitación patológica de la corteza del lóbulo occipital causa fotopsia en el campo de visión opuesto a la localización del foco.
  • Con la derrota de la corteza y el giro temporal superior, un ataque se acompaña de sensaciones auditivas.
  • Con la localización de la patología en el córtex mediobasal (hipocampo y amígdala del lóbulo temporal) son características las alucinaciones olfativas y gustativas.

Se acepta distinguir los siguientes tipos de crisis epilépticas parciales:

  • Simple Los ataques se limitan a síntomas simples, resultantes de la participación de una pequeña cantidad de células nerviosas. A menudo fluye sin perturbación de la conciencia.
  • Complejo Los ataques casi siempre están acompañados por cambios en la conciencia: la incapacidad de responder a una situación o de reconocerla se distingue por manifestaciones clínicas más complejas. Los episodios de trastornos de la percepción son complejos: los fenómenos alucinatorios son visuales y auditivos, fenómenos de despersonalización y desrealización, que se manifiestan por la percepción inusual de las sensaciones del cuerpo que no se encuentran en personas sanas. A menudo, estas sensaciones son tan inusuales que el paciente no puede describirlas con palabras (los intentos característicos de describir: “todo es inusual”, “todo es extraño, oscuro”, “todo parece inmóvil”, “los objetos han cambiado de alguna manera”). Durante tal ataque, las cosas familiares se vuelven irreconocibles o, por el contrario, por primera vez la situación vista puede parecer familiar. A veces, el paciente percibe que un ataque ocurre en un sueño (un estado de sueño). Otra manifestación de una convulsión parcial compleja puede ser el automatismo epiléptico: acciones estereotipadas que son inapropiadas en una situación dada, pero apropiadas en algunas situaciones (por ejemplo, el paciente se mete las manos en el bolsillo, busca algo rápidamente, se quita una prenda de ropa o se desplaza) De lugar en lugar, o murmura algo). Las convulsiones autonómicas y viscerales complicadas pueden manifestar sensaciones inusuales en el abdomen, el tórax o las náuseas. Tal ataque puede parecerse a un simple absans. Los fenómenos mentales característicos de las convulsiones parciales son las convulsiones por miedo, los saltos de pensamiento, el recuerdo violento o el pensamiento.
  • Secundaria generalizada. Este es un ataque parcial, que termina con convulsiones generalizadas. Al mismo tiempo, después de dejar una convulsión parcial, el paciente puede recordar sus sentimientos antes de las convulsiones. Este fenómeno se llama aura. De acuerdo con la localización del foco patológico, el aura es sensorial, olfativa, gustativa, visual, motora, visceral.

О admin

x

Check Also

Depresión clínica: signos, síntomas de trastorno, tratamiento, discapacidad.

Según la Organización Mundial de la Salud para 2016, varias formas de depresión son una ...

Kleptomanía: qué es, como se manifiesta, el tratamiento en niños y adultos.

La cleptomanía es una enfermedad mental en el ámbito de la violación de las inclinaciones ...